Tag Archives: autoayuda

La insatisfacción del directivo y la reducción de estrés

Blog02

Eres un alto directivo. Acabas de cerrar un importante trato que reportará grandes beneficios a tu empresa. Te ha costado múltiples reuniones, presentaciones, discusiones y, por qué no reconocerlo, unas cuantas noches de insomnio, un poco de ansiedad a veces a destiempo, y demasiado tiempo lejos de tu familia.

Sabías que podías encontrar la forma de ganar. Esa adrenalina que te llena en este momento es la compensación. Eres bueno. Eres grande. Eres infalible. Y has vuelto a ganar.Te pasas ese día recibiendo enhorabuenas, palmaditas en la espalda… piensas en celebrarlo con tu pareja yendo a cenar a vuestro restaurante favorito. Será suficiente para compensarla (¿verdad?). Como siempre. Qué gran día.

Pero, ¿qué te ocurre al día siguiente? Esa adrenalina ha desaparecido. Sientes una sensación extraña. ¿Aburrimiento? ¿Vacío? ¿Cansancio? ¿Ansiedad? Has tenido la mente ocupada durante semanas con el tema que resolviste ayer. Y ya no está. Por un momento estás desorientado. Sientes que vuelves a sentirte seguro cuando recuerdas que encima la mesa en tu despacho tienes más retos en los que pensar, en los que estar ocupado. Temas que te volverán a poner a prueba y que volverás a resolver con éxito. Eso te da una gran tranquilidad, nuevas energías, más motivos para seguir. Necesitas satisfacciones continuas, aunque te duran poco.

Siempre te ha servido ir de un reto a otro. Pero esta vez te das cuenta que es la insatisfacción lo que te mueve. Necesitas esos retos para sentirte vivo, importante. Y en lo más profundo detectas que sin ellos aparece esa ansiedad que te desequilibra por momentos.

Y ¿qué te ocurrirá el día en el que no haya ninguna razón externa que tire de ti? Es más, empiezas a cuestionarte para qué te sirven esos resultados tan espectaculares, si en tu interior sigues insatisfecho.

PARA, DETENTE, RESPIRA.

Lo que estás sintiendo podría llegar a derrumbar los cimientos de tu estructura. La estructura que mantiene tu mundo en pie. Permíteme que te explique a qué me refiero.

Lo que te ocurre es que desde pequeño te han educado en un mundo que se mide a base de logros materiales. Donde tu éxito personal se mide en base al de los demás.

Eso es lo que has asumido sin cuestionarlo… hasta que te has encontrado siendo un directivo de éxito que busca continuamente sentido a lo que hace porque no acaba de estar plenamente satisfecho, aunque a priori ya tiene todo lo que se supone que hace feliz a cualquiera: éxito, dinero, familia.

Desde mi experiencia te digo: deja de buscar fuera lo que tienes dentro. Tu insatisfacción nunca será cubierta a base de logros materiales. Porque no tiene nada que ver con ellos. Tú sabes muy bien que para obtener resultados diferentes, hay que hacer cosas distintas. Pues bien, ahí lo tienes. Más éxitos materiales desde la insatisfacción te mantendrán igualmente insatisfecho. Empieza a mirar en tu interior y encuentra la verdadera satisfacción que buscas. Tus éxitos pueden formar parte de ello, pero has de provocar ciertos cambios. Hay mecanismos y herramientas que pueden aplicar en tu día a día que te ayudarán. Pensados específicamente para ti y tus necesidades únicas. La meditación para la eliminación de estrés, la atención plena al ahora, el reconocimiento de las sensaciones de tu cuerpo e incluso de tus propios valores internos. Todo ello debe formar un equilibrio en tu vida.

Diana Llorca

Descubre aquí nuestros encuentros de reducción de estrés para altos ejecutivos.

Advertisements

Este no es un blog de autoayuda

Porque si pudieras autoayudarte, ¿no lo harías?. Y no estarías leyendo nada para intentar sentirte mejor. Porque ya te habrías ayudado.

Esta es mi primera publicación y espero que seáis compasivos conmigo. Os prometo que lo haré cada vez mejor… o esa es la intención.

Decidme, ¿lo tenéis todo y aún así no estáis satisfechos? Sois máquinas de tener éxito. Y sois felices cada vez que ganáis. Pero qué poquito dura esa satisfacción, ¿eh?, pues venga, a por más a toda costa… a veces hasta de vuestra salud física, de vuestra familia y de vuestros propios deseos.

Qué bonito sería tenerlo todo y estar satisfecho. El lujo es bueno. Si lo vives desde tu centro. Con plenitud. Con Conciencia.

Crees que para ser espiritual hay que quitarse la corbata, dejarse de afeitar y llevar coleta? Pues no. La flexibilidad y madurez que requiere vivir el lujo con conciencia requiere mucha más elevación que retirarse a vivir a una cueva.. dónde no hay deseos, envidias, diamantes o deportivos.

Te reto a hacer lo más difícil: Vivir desde tu centro y satisfecho en tu mundo material.

.. te atreves a ser espiritual sin renunciar a nada? A mí me ha costado pero ahí estoy.